Tanto si te encanta la moda como si estás pensando en cambiar de estilo, sin duda te encantará conocer los diferentes tipos de pantalones de hombre que existen. Sigue leyendo para conocer los diferentes tipos de pantalones masculinos que puedes incluir en tus estilismos o que debes valorar si quieres conocer las tendencias en moda de hombre.

Los pantalones de corte recto

En primer lugar encontramos los pantalones de corte recto. Se trata de un tipo de pantalones realmente conocidos, que suelen incluirse en casi todos los estilos: desde los pantalones de traje hasta los pantalones vaqueros. Este tipo de pantalones para hombre están diseñados con patrones clásicos que no cambian la anchura desde la zona de las caderas hasta la parte de abajo del pantalón. Pueden ser pantalones de hombre de corte recto ajustado, sin llegar a ser pitillos, para los hombres de complexión ancha. En cambio, para las personas más delgadas pueden quedar anchos.

Los pantalones pitillo

Otros clásicos para los hombres son los pantalones pitillo. Se trata de pantalones cuya popularidad suele cambiar según las tendencias, ya que algunos años se suelen llevar cortes más anchos. Ahora bien, sin duda desde hace algún tiempo están en todas las tendencias, tanto para estilismos casuales como para estilismos formales. Tienen un corte que se ajusta completamente a la figura, con lo que no son la mejor alternativa para aquellos hombres que quieran disimular sus piernas. De hecho, aportan longitud y acentúan las piernas, tanto las delgadas como las más voluminosas.

Los pantalones anchos

En el extremo de los pantalones pitillo encontramos los pantalones anchos. Se trata de pantalones con patrones que mezclan el estilo holgado para la zona del trasero y de la cintura con perneras rectas y cortes finales anchos en el final de los pantalones. Estos pantalones suelen producir un efecto de movimiento y de anchura en los hombres, siendo una gran opción para los más robustos de complexión fuerte.

Pantalones de tiro bajo

Los pantalones de tiro bajo para los hombres no siguen tanto las tendencias como los femeninos. En este caso, suelen incorporar diseños básicos, y son los preferidos por un gran número de hombres, porque cuentan con patrones que se adaptan a todo tipo de cuerpos, porque su diseño cambia el nacimiento del pantalón en la parte de arriba, con lo que pueden ser rectos, pitillo o anchos, dependiendo de lo que busque cada uno.

Pantalones de tiro alto

Como sucede con los pantalones pitillo, los pantalones de tiro alto también van yendo y viniendo dependiendo de las tendencias. En la década de los ochenta y de los noventa fueron especialmente populares, aunque se volvieron a recuperar hace pocas temporadas, por su puesto reinventando los clásicos diseños de los Levi’s. Estos pantalones cuentan con una forma que cubre una gran parte de la cadera y del trasero, y consiguen crear un efecto totalmente estilizado.

Cropped

Otro de los tipos de pantalones hombre más populares y que deberías conocer son los pantalones cropped. Son bastante populares en ambos sexos, y se trata de un tipo pantalones que prescinden del corte extra largo de los pantalones clásicos de los 2000. En este caso, cuentan con medidas más cortas y con los tobillos al descubierto. Tienen acabados en forma de pitillo mezclados con tiro bajo para los hombres y tiro alto para las mujeres.

Vaqueros o jeans

Del mismo modo, otro de los tipos de pantalones más populares entre los hombres son los vaqueros o jeans. Son los clásicos materiales elaborados con tela vaquera, prácticamente irrompibles, disponibles en multitud de estilos y para todo tipo de cuerpos y ocasiones. Además, están disponibles en la clásica tonalidad vaquera, pero también en otros colores muy diferentes que van desde el blanco roto al negro más oscuro.

Los chinos

Estos pantalones son una de las alternativas más utilizadas cuando los hombres no quieren llevar vaqueros. Están elaborados con algodón de alta densidad y su color más popular es el marrón muy claro, aunque en la actualidad es posible encontrar pantalones chinos con muchos colores y acabados interesantes, tanto para ocasiones formales como para los looks y estilismos más casuales.

Los pantalones de pinzas

Del mismo modo, sin duda otro de los pantalones más clásicos para hombre, y probablemente una de las mejores opciones si queremos vestir formal son los pantalones de pinzas. Son pantalones de traje usados de forma independiente. Se trata de una tendencia que empezó en Italia, y que se ha hecho muy popular, siendo la mejor alternativa para cualquier evento si se combinan con camisas básicas o jerséis con estilo.

Los joggers

Los joggers son los pantalones de chándal de siempre, pero con estilos actuales y combinados de forma interesante. Son pantalones pensados para garantizar la comodidad, tanto para estar en casa, para situaciones informales como para hacer deporte. Normalmente se caracterizan por contar con siluetas amplias y con tobillos ajustados que aportan comodidad a la hora de practicar deporte.


Los pantalones de lino

Finalmente, sin duda los mejores pantalones para el verano son los pantalones de lino. Son realmente antiguos, pero sirven para crear estilismos únicos en las épocas más calurosas. Ahora bien, a muchos seguidores de tendencias no les gustan mucho porque resultan complicados de combinar. Según los expertos, lo mejor es combinar unos pantalones de lino masculinos con sandalias de piel o jerséis marineros.